Por qué Acrópolis

 

Nueva Acrópolis es una organización internacional de carácter filosófico, cultural y social. Fue fundada en 1957 en Buenos Aires (Argentina) por el profesor Jorge Ángel Livraga Rizzi (1930-1991), historiador y filósofo. Se encuentra implantada en más de 50 países en los cinco continentes.

 

El simbolismo de su nombre:

En la antigua Grecia, la Acrópolis designaba la parte más elevada de la ciudad. Allí se establecía el contacto entre lo visible y lo invisible.

Se trata de un lugar simbólico para nuestra imaginación, que sugiere ascender hacia lo más elevado de uno mismo.

Consideramos que el mundo actual necesita nuevas acrópolis, no hechas de piedra sino de seres humanos, levantadas en el corazón de nuestras ciudades, para crecer interiormente y recuperar los lazos profundos que nos unan con los demás y con la naturaleza.

Hoy, la Organización Internacional Nueva Acrópolis está presente en más de cincuenta países y reúne a más de 15.000 voluntarios y cientos de miles de simpatizantes, que se expresan en más de quince idiomas y representan una amplia gama de confesiones y orígenes.

Por qué Acrópolis, contesta la directora de Nueva Acrópolis

Asamblea General Ordinaria de la OINA

ASAMBLEA GENERAL OINA 2016. MADRID (ESPAÑA)

DECLARACIÓN GENERAL 

 

A) La Asamblea General de la OINA se reafirma en su voluntad de desarrollar sus tres líneas del trabajo: Filosofía, Cultura y Voluntariado, para permitir el acceso de todos a un verdadero conocimiento frente a la violencia, el miedo y la pérdida de valores esenciales de nuestras sociedades actuales, como vector de reconstrucción moral con valores espirituales que unen a todos los seres humanos.

La Asamblea General invita a cada una de las Asociaciones nacionales adheridas a la OINA a plasmarlos en cada de las actividades.
Para ello, la OINA reafirma su acción preventiva y constructiva tanto para la Sociedad como para la Naturaleza, promoviendo la necesaria conciencia para participar y colaborar de manera activa en iniciativas útiles y afines a las que desarrolla la OINA.

B) La Asamblea General recuerda la necesidad de proseguir el desarrollo de las Escuelas de Filosofía a la manera clásica, como el mejor instrumento de formación y educación. Pues la Filosofía tiene aplicaciones prácticas que mejoran y dan sentido a la vida y hacen más felices a los seres humanos.
La OINA recuerda que la formación filosófica promociona el aspecto esencial del ser humano, por medio del desarrollo de su entendimiento, intuición y voluntad, que permiten liberarse de las enfermedades personales y sociales, como el egoísmo, el fanatismo, la violencia y el materialismo, cumpliendo así los fines y principios fundacionales de la OINA.

C) La Asamblea General valora las acciones de la OINA en colaboración y participación activa junto a Instituciones y organismos públicos y privados.

Invita a continuar en esa línea de promover experiencias filosóficas compartidas entre seres humanos, de origen, culturas y prácticas diferentes, vividas de manera complementaria.

D) Por ello, propone continuar con el desarrollo de grupos de trabajo y acción social que contribuyan a la formación y educación en cuanto a la preservación y mejora del planeta Tierra y de las sociedades humanas, según lo recomendado por el Acuerdo sin precedente adoptado en París (Francia), el 12 de diciembre por 195 países, en el marco de la COP 21.

E) La Asamblea General aprueba las acciones realizadas durante el ejercicio pasado por las distintas organizaciones y asociaciones vinculadas a la OINA en materia de defensa del medio ambiente y formación filosófica y social, como puede comprobarse en el Anuario de Actividades que se presenta a esta Asamblea General. 

Dejamos a la disponibilidad de público general el Anuario de Actividades del año 2016. Click aquí.

Nueva Acrópolis en el Mundo - Desarrollo 2013

Sedes en Argentina

Anuario de Actividades 2017